Tratamiento de retinopatías diabéticas, riesgos y beneficios

El láser es la base del tratamiento de retinopatías diabéticas, veamos en que consiste, sus riesgos y sus resultados.

Tratamiento de retinopatías diabéticas

Diferentes respuestas ante el tratamiento de retinopatías diabéticas con láser

La respuesta a una fotocoagulación completa depende de la situación del paciente y de su retina. Éstas pueden ser las respuestas al tratamiento:

1) La regresión de la neovascularización activa; 2) persistencia de la neovascularización sin posterior progresión; 3) a pesar de la fotocoagulación persiste el crecimiento de neovasos, o 4)hemorragia de vitreo recurrentes. Un seguimiento continuado por parte del oftalmólogo con sesiones adicionales de láser debería programarse cuando la formación de neovasos es progresiva o se producen nuevas hemorragias de vitreo.

La proliferación de tejidos fibrosos producen tracciones que pueden ser motivo de un desprendimiento de la retina que en muchos casos no puede ser objetivada, si el polo posterior está oscurecido por una hemorragia de vitreo.

En estas situaciones debería practicarse una ecografía. En aquellos casos donde la hemorragia de vitreo y la tracción con riesgo de desprendimiento de retina no se resuelven y sobre todo en aquellos casos donde exista la amenaza de un desprendimiento de la mácula, puede estar indicada la práctica de una vitrectomía.

El tratamiento de retinopatías diabéticas evoluciona alternando fases activas con fases de remisión. Un objetivo de la cirugía con láser es la de acortar las fases activas de la retinopatía.

La fotocoagulación con láser no está carente de complicaciones. El EDR revela es su estudio una pérdida de la agudeza visual, sobre todo en aquellos casos tratados con fotocoagulación con Xenón. Este efecto es menor con láser.

Muchos factores pueden influir en la progresión de la retinopatía, entre estos tenemos la duración de la diabetes y de la retinopatía, embarazo, el uso de diuréticos y los niveles de hemoglobina glicosilada.

En los pacientes con una diabetes tipo II pueden ser factores de riesgo la edad del paciente, el grado de retinopatía, el uso de diuréticos, la presión intraocular baja, tabaquismo y una presión diastólica baja.

Deja un comentario