Tipos de sueño

Los tipos de sueño son diversos, comencemos recordando como debíamos descartar proceso psíquico patológico y centrarnos en personas sin ningún tipo de problema psicológico.

Tipos de sueño

Tipos de sueño e insomnes

Resumiendo, tal como lo comprendemos en esa acotación, el insomnio se nos presenta a muchos más de una vez en nuestra vida y no debe ser considerado patológico más que cuando, tras una considerable y prolongada falta de sueño, nos encontramos lo suficientemente afectados como para que nuestras capacidades hayan disminuido notablemente. Cuando hablamos de capacidades lo hacemos tanta en el terreno físico, como el psicológico, ya que el insomnio afecta en ambos casos por igual, no debemos olvidarlo.

Si consideramos el dormir desde dos ángulos distintos: el dormir en cuanto tal y el sentimiento de bienestar que proporciona al levantarse después de realizarlo, encontramos que el dormir del insomníaco es un dormir alterado no sólo en su duración, sino también en su calidad.

En muchos casos de insomnio, el dormir que puede llevarse a cabo es de mala calidad y no proporciona la reparación necesaria aunque se hayan dormido las horas consideradas normales. Decimos en estos casos que a pesar de haber dormido, no se ha descansado lo suficiente, términos que en muchos casos son totalmente distintos.

En relación con eso último, diversos experimentos han demostrado que existen buenos y malos dormidores. Los segundos duermen más lentamente, pasan más tiempo en los estadios de dormir ligero (I y II), fragmentan su dormir dispersando el estadio IV a lo largo de la noche y sueñan menos que los buenos dormidores. Es más, a lo largo de la noche permanecen más próximos al estado de vigilia y la temperatura y la frecuencia cardiaca no experimentan el descenso habitual del individuo normal.

Todo ello ocurre independientemente de que el número de horas de sueño sea el mismo para ambos tipos de dormidores. No tiene nada de raro que un dormidor malo joven, lo haga susceptible de convertirse en insomníaco al envejecer, debido a la alteración progresiva del dormir con los años, es mas, ocurre con mas frecuencia de lo que podríamos pensar, de ahí que sea importante esforzarnos en reparar el sueño en cuanto sea posible.

Deja un comentario