Factores de riesgo en las hipoglucemias, reduce sus riesgos

Los factores de riesgo en las hipoglucemias más frecuentes se deben al incumplimiento de un plan de tratamiento o al abandono del control diario de la dieta, insulina, ejercicio y ACG.

factores de riesgo en las hipoglucemias

Errores y factores de riesgo en las hipoglucemias

Los errores más frecuentes que se cometen al administrar la insulina son:

  1. • Errores en la dosificación de la insulina.
  2. • Cambiar la dosis de la mañana por la de la noche.
  3. • Forzar de forma incorrecta el reducir rápidamente una hiperglucemia con dosis de insulina de acción rápida.
  4. • Dosis excesivas de insulina a la hora de acostarse.
  5. Otros factores desencadenantes
  6. • Omitir o retrasar comidas.
  7. • Reducir la ingesta de carbohidratos.
  8. • Falta de suplementación dietética durante la práctica de ejercicio físico.

La hipoglucemia se traduce en muchas ocasiones a una falta de conocimientos por parte del paciente para poder autocontrolar su diabetes, esta falta de conocimientos manifiesta en la mayoría de las ocasiones programas de educación diabetológica inadecuados o inexistentes, y por tanto falta de motivación o interés para aceptar, en primer lugar la enfermedad y en segundo lugar los diferentes aspectos del tratamiento, dieta, ejercicio, insulina y autocontrol.

En otras ocasiones los programas terapéuticos que se plantean son complejos y no se ajustan a la realidad del paciente, ello suele derivar en un abandono del control por parte del paciente y así aumentar el riesgo de hipoglucemias.

El riesgo de la normoglucemia

Pautas insulínicas orientadas a conseguir la optimización del control metabólico, normoglucemia mantenida y HbAlc normal, son situaciones que facilitan el riesgo de hipoglucemias. Uno de cada tres pacientes bien controlados y con un alto grado de motivación presentan hipoglucemias graves.

Son pacientes con tratamientos insulínicos a base de tres o cuatro inyecciones diarias o bien usan la bomba de infusión, hacen dietas bien equilibradas utilizando el sistema de raciones y/o equivalencias, suelen hacen ejercicio físico y practican el ACG de forma habitual.

Parece ser que el riesgo de las hipoglucemias es más alto cuando la meta es conseguir una normoglucemia en vez de una glucemia moderada.

Es una postura poco realista por parte de los pacientes diabéticos tipo I, salvo embarazadas, desear tener una normoglucemia durante largo período de tiempo, ya que supone un enorme y continuo esfuerzo mantener el nivel de la glucemia lo bastante bajo para obtener un valor normal de hemoglobina glicosilada, este control exagerado puede influir sobre una mayor frecuencia de hipoglucemias y con una mayor gravedad de las mismas.

Entre el paciente y el profesional se debe de llegar a un mutuo acuerdo sobre cuál debe ser el nivel óptimo de la glucemia y que pautas se deben seguir.

Deja un comentario