Estreñimiento habitual

Concepto del estreñimiento habitual

El estreñimiento o constipación es el retraso en la evacuación de las heces: cada cuarenta y ocho horas o más.

Causas del estreñimiento habitual

Muchos son los factores que intervienen origi­nando estreñimientos crónicos. Mencionaremos los principales:

  • 1. El factor herencia hay que tenerlo en cuenta; proba­blemente en relación con una debilidad del tono de los múscu­los abdominales y de las paredes intestinales (atonía del colon).
  • 2. La vida sedentaria y la costumbre de retener la nece­sidad de evacuar.
  • 3. El abuso de purgantes, lavativas e irrigaciones, a la larga puede provocarlo.
  • 4.Intoxicaciones crónicas diversas que se dan en perso­nas que emplean analgésicos que al mismo tiempo frenan el intestino por los derivados opiáceos que contienen a menudo.
  • 5. Las características psíquicas tienen importancia: hay una forma de estreñimiento histérico.
  • 6. La debilidad de la pared abdominal (obesidad, em­barazos repetidos, senilidad).
  • 7. Distintas afecciones inflamatorias de los tramos intes­tinales al originar estimulaciones del sistema nervioso simpá­tico producen estreñimiento (colitis ulcerativas).
  • 8. Las clases de los alimentos ingeridos y el régimen se­guido : las dietas deficientes en residuos; o sea: los alimentos que se absorben sin dejar residuos, son poco estimulantes del intestino y propenden al estreñimiento. Del mismo modo actúa una dieta insuficiente en alimentos, como sucede en épocas de carestía.
  • 9. La obstrucción del intestino por un obstáculo cualquie­ra que puede variar mucho, según veremos al tratar de la oclusión intestinal, es indudable que propen­derá a determinar estreñimientos pertinaces.

Cuadro clínico 

Muchos estreñidos no sufren moles­tias importantes, sólo el retraso en la evacuación intestinal, con sensación de peso en el vientre, de plenitud y además un estado de atontamiento y congestiones.

En otras ocasiones las molestias son debidas a: espasmos, retortijones, desasosiego abdominal, dolor rectal, poco después de la defecación.

En los individuos en que el estreñimiento es importante, y ia retención de heces acesada, se oroducen congestiones que a veces determinan la aparición de hemorroides. Y también pue­den presentarse inflamaciones intestinales, que a veces motivan paradójicamente heces diarreicas.

El estado general se resiente en los afectados de pertinaz estreñimiento por constantes dolores de cabeza, vértigo; insom­nio, depresión mental, laxitud y pérdida de fuerzas, malhu­mor, etcétera.

Tratamiento del estreñimiento habitual

El medico utilizará los antiespasmódicos, los lubricantes (parafina, emuliquen, agar) y desde luego los laxantes (es preferible huir de los purgantes). En los casos más importantes, al comienzo del tratamiento podrán emplearse; pe­queñas lavativas de aceite, agua jabonosa y solución glucosada hipertónica (300 cc), ¡unto con leche en la misma cantidad.

Lo que más nos interesa al hablar de las personas estre­ñidas es insistir en el régimen higiénico-dietético a seguir: ante todo será preciso aconsejar a estos enfermos una alimentación con predominio de grasas, rica sn residuos: sopas espesas, leguminosas, ciruelas, pasas, higos secos, dátiles, pan integral, pan de centeno, verduras crudas y fruta, con sus cubiertas ce­lulósicas.

Muy útil resulta recomendar un vaso de agua en ayunas. Esta norma es muy utilizada por los pescadores, y hoy, mucha gente bebe un vaso de agua de mar, en ayunas, para exonerar su intestino. Conviene, asimismo, cambiar el régimen de vida y contrarrestar el sedentarismo. Es eficacísimo, en este sentido, pasear, cultivar algún deporte y si no, la gimnasia abdominal, que refuerza la musculatura del vientre y favorece la evacuación intestinal. La posición en cuclillas, para la defecación, es muy útil.

Además es necesario acostumbrarse a la evacuación in­testinal a la misma hora cada día. Es conveniente no leer du­rante la defecación; y lo señalamos porque hay muchas per­sonas que proceden de este modo, que resulta muy perjudicial.

Deja un comentario