Enfermedad de Recklinghausen

Otras glándulas de secreción interna son las paratiroides, que en número de cuatro están situadas en la parte posterior de la glándula tiroides.

Dichas glándulas producen la hormona paratiroidea, que interviene en el metabolismo del calcio y del fósforo y por consiguiente influye en la calcificación de los huesos y en la regulación del calcio sanguíneo.

Causas de la enfermedad de Recklinghausen

La enfermedad de Recklinghausen es un hiperparatiroidismo, es decir, una sobresecreción de hormona paratiroidea lo cual determina un exceso de destrucción ósea con producción de focos de osteítis, aumento de la tasa de calcio en la sangre y eliminación secundaria del mismo en gran cantidad por la orina.

Diagnóstico de la enfermedad de Recklinghausen

Suele comenzar con dolores en los huesos durante meses o años sin otra sintomatología. En muchos casos se producen fracturas espontáneas que tardan en consolidar. Como consecuencia de esta enfermedad de los huesos, se producen deformidades, en especial consecutivas a fracturas. Las aludidas alteraciones óseas tienen por base una alteración de la estructura de los huesos con producción de lagunas de reabsorción ósea y destrucción, con dilatación de los conductos de Havers. Hay además un reemplazamiento del tejido óseo normal por un tejido fibroso.

Algunas zonas del hueso muestran un aumento de grosor del mismo debido a una formación nueva de tejido óseo de tipo irregular formando a veces espículas óseas. Las mencionadas zonas de crecimiento óseo pueden ser invadidas por el proceso destructivo.

En la sangre de estos enfermos se observa un aumento de la cantidad de calcio hasta 23 mg por 100 y descenso del fósforo sanguíneo hasta unos 2 mg por 100. También las fosfatasas del suero están aumentadas.

Raramente se observa un tumor en las glándulas paratiroides aunque a veces se encuentran al ser operados.

Como consecuencia del aumento de calcio circulante por la sangre pueden producirse, al eliminarse el exceso por el riñón, cálculos urinarios de calcio.

Tratamiento de la enfermedad de Reckinghausen.

Si se observa una tumoración en el cuello, será preciso proceder a la extirpación pero en muchos casos esto no es observable. Los fosfatos neutralizan experimentalmente el hiperparatiroidismo y por ello podrán ensayarse. También es de recomendar la administración de vitamina B.

Deja un comentario