Cáncer de estómago

Concepto de cáncer de estómago.

Bajo esta denominación incluimos todos los tumores del estómago de evolución maligna. En la mayoría de casos se trata de cánceres de tipo epiteliomatoso. Más raramente se trata de sarcomas.

Causas del cáncer de estómago.

Dejando de lado la causa íntima que produce el cáncer y que no se conoce, recordaremos que en el cáncer de estómago hay unos factores predisponentes de importancia:

  1. Sexo: los hombres enferman mucho más de cáncer de estómago que las mujeres, a pesar de que éstas padecen de cáncer con bastante más frecuencia que los hombres: cáncer de matriz y de mama.
  2. Edad: suele producirse, como el cáncer en general, con predominio entre los cuarenta y sesenta años.
  3. Causas predisponentes generales. En el cáncer de estómago la herencia parece tener un papel innegable: ya sabemos que hay familias de cancerosos, y, lo que es más característico, que hay familias afectadas de cáncer precisamente de estómago. Esta forma de herencia se demuestra en los sucesivos individuos de la familia con la aparición de cánceres en urra edad cada vez más precoz y con mayor malignidad en los miembros sucesivos.
  4. Causas predisponentes locales: Es clásico que las inflamaciones del estómago (gastritis) jueguen un papel predisponente muy importante. Recordemos asimismo la posibilidad de transformación de una úlcera de estómago en cáncer.

Diagnóstico.

Dejando de lado la multiplicidad de síntomas que un cáncer de estómago bien desarrollado puede producir, insistiremos, especialmente en el diagnóstico precoz de la afección.

Ante todo subrayaremos la dificultad que todavía presenta el diagnóstico precoz de esta forma de cáncer. Es preciso llamar la atención de las personas, acerca de la posible significación, de pequeñas molestias referibles al estómago o de algunos trastornos generales, para que mediante una cuidadosa exploración clínica y radiológica, reiterada con alguna frecuencia, pueda llegarse a conocer la enfermedad en etapas lo suficientemente iniciales para permitir una extirpación quirúrgica eficaz. No olvidemos que la aparición de molestias en el estómago, en una persona cuyos familiares poseen antecedentes de cáncer de estómago, tiene una importancia fundamental.

La modificación radical de los síntomas en un individuo que padecía de úlcera de estómago durante muchos años también tiene importancia. Otro síntoma muy significativo —aunque por desgracia no siempre precoz—, es la pérdida del apetito, con repugnancia por las grasas.

Es importante la aparición, en el individuo atacado, de un adelgazamiento que no puede atribuirse a causas determinadas, ¡unto con palidez y pérdida de fuerzas, si bien éstas son alteraciones mucho más tardías.
En el terreno de los análisis que pueden demostrar precozmente modificaciones relacionadas con un estado precanceroso, recordemos la aparición de una falta de ácido clorhídrico en el estómago, y este síntoma, que se denomina anaclorhídría, y que persiste incluso después de inyectar histamina, es muy significativo.

Otro dato diagnóstico de gran valor es la existencia de pequeña cantidad de sangre en las heces (hemorragias ocultas), si no lo justifica otra enfermedad o trastorno.

Métodos más afinados y de mayor precisión son los estudios sistemáticos del contenido del estómago previo lavado, con lo cual se obtienen unas células de descamación que pueden ostentar, al examen histológico, características que vislumbren la transformación cancerosa.

Sin duda el examen seriado sistemático de las personas de más de 45 años, que presentan molestias persistentes en su estómago con los métodos radiográficos, permitirán efectuar diagnósticos precoces.

El empleo de isótopos.

Ha resultado muy interesante para el diagnóstico precoz del cáncer de estómago. Se hace ingerir al enfermo cierta cantidad de fósforo radiactivo, y como las células cancerosas lo retienen más tiempo que las normales, al introducir después con una sonda duodenal un pequeñísimo contador «Geiger» de 4 mm de diámetro, colocado mediante gastroscopia o radioscopia cerca de la zona sospechosa, se observa en los casos positivos un aumento de radiación mayor de 1.5 de lo normal (Macayama).

Tratamiento del cáncer de estómago.

Hoy en día el cáncer de estómago no tiene más tratamiento que el operatorio. La extirpación radical del tumor en las primeras fases, cuando todavía no ha invadido los tejidos vecinos, es la única posibilidad de lograr una supervivencia prolongada.

Deja un comentario