Apendicitis

Apendicitis

En la confluencia del intestino delgado y el intestino grueso hay una especie de prolongación de fondo cerrado que por este motivo recibe el nombre de apéndice y por su aspecto parecido al de un gusano se le denomina vermicular. Su inflamación recibe el nombre de apendicitis.

Causas de apendicitis.

Las condiciones que ocasionan la inflamación del apéndice vermicular, se basan en una serie de factores predisponentes tales como la morfología especial de este apéndice sin salida propia, con una abertura pequeña, todo lo cual favorece al estancamiento de gérmenes en su cavidad. Coadyuvan a su inflamación: el estreñimiento, la penetración de cuerpos extraños o de gusanos, los procesos inflamatorios de vecindad, etcétera.
Entre los factores desencadenantes hallamos preferentemente dos tipos de gérmenes: los estreptococos y los colibacilos.

Diagnóstico.

La enfermedad empieza de un modo agudo, con un dolor intenso que comienza en la parte alta del vientre, en la zona del estómago. Esto es muy importante recordarlo siempre, puesto que si se confunde con un empacho y se purga al enfermo hay peligro de provocar una peritonitis mortal. Conviene recalcar que generalmente, al cabo de un par de horas, el dolor se traslada hacia la parte derecha del bajo vientre, y es cuando aparece algún vómito, ¡unto con fiebre moderada de 37″ a 38“ grados, y dificultad de ir de vientre.

Advertencias.

Recordemos que para el diagnóstico tiene importancia que los vómitos aparezcan después del dolor, y sobre todo cuando los vómitos aparecen en ayunas, pues entonces se excluye la posibilidad de que se trate de una indigestión. También es interesante comprobar que la temperatura tomada en el recto sea siempre superior a la tomada en la axila.

Pero además de estos datos y orientaciones, el médico tiene una serie de elementos de juicio en la exploración del enfermo; y, en los casos dudosos, proceder cuanto antes a la practica de un análisis de sangre o de varios seriados, mientras se observa la evolución de la enfermedad, las informaciones expuestas podrán orientar .mucho en el diagnóstico. En la sangre se aprecia un aumento de los glóbulos blancos neutrófilos con disminución de los equinófilos y linfocitos.

Complicaciones.

Cada día se ven menos complicaciones apendiculares (perforación del apéndice con peritonitis, oclusión intestinal y supuración), puesto que por un lado todo el mundo sabe el peligro que encierra purgar a un paciente que tiene dolor de vientre, y, por otro, el médico tiene más datos para precisar y acertar en el diagnóstico en los primeros momentos evolutivos de la afección.

Tratamiento de apendicitis.

El tratamiento de esta dolencia es exclusivamente quirúrgico. Lo que no significa que algunas formas apendiculares moderadas, bajo vigilancia estrictamente médica puedan posponer la intervención. Sin embargo, ante una duda diagnóstica es preferible operar a un paciente no apendicítico que dejar de operar a uno que to sea.

Deja un comentario